Mi Carrito
Lenguaje
  1. 5 trucos básicos para cuidar tu heladera

    5 trucos básicos para cuidar tu heladera

     

    1. Temperatura

    La vida media de una heladera es de entre 10 y 16 años.

    Lo primero es tener claro a qué temperatura debemos tener la heladera. La ideal es entre los 4 o 5 grados centígrados.

    No es recomendable fiarse de la ruedita de dentro: hazte con un termostato y ponlo en el interior del refrigerador. Si almacenas comida y bebida fría, esto ayudará a absorber el aire caliente que se cuela cada vez que abres la puerta.

    No metas alimentos calientes, deja que se enfríen fuera. Así reducirás la cantidad de aire caliente en el interior.

    Otro truco útil es dejar espacio entre los alimentos y el aparato de forma que el aire circule bien por todas las paredes.

    Read more »
  2. 5 maridajes difíciles

    8 maridajes difíciles, pero no imposibles

    Como ustedes ya saben, el peso y sabores de los platos conforman maridajes complementarios y a veces contradictorios. Pero no todos los alimentos se llevan bien con los vinos. Hoy hablaremos sobre esas relaciones prohibidas y complicadas.

    1. La culpa de la misteriosa cinarina

    Algunos vegetales, como alcachofas, espinacas, acederas y espárragos, contienen una molécula llamada cinarina, que es la principal culpable de muchos cortocircuitos entre comida y vino. Cuando entra en contacto con nuestras papilas gustativas provoca una sensación metálica y desagradable o, en algunos casos, demasiado dulce. Frente a la alcachofa, por ejemplo, el vino siempre pierde.

    Para que el maridaje funcione debemos eliminar los vinos tintos y blancos con mucha barrica. También les recomiendo considerar algunas guarniciones que disminuyen o suavizan el efecto de la cinarina. No se olviden de las salsas como la holandesa. O el queso, crema o carne cruda. Una buena cuota de proteína y sabor umami pueden dar otra dimensión a un maridaje con alcachofas o espárragos. En este caso, un blanco mineral como Casillero del Diablo Chardonnay es una elección apropiada.

    De los italianos aprendimos a preparar las alcachofas en un risotto, cuya materia grasa aminora la sensación metálica. Y de los franceses heredamos las artichauts a la barigoule gratinadas y rellenas con setas, cebolla y especias. Las alcachofas preparadas de esta forma son grandes compañeras de pescados o carnes rojas. Este plato puede funcionar muy bien con Casillero del Diablo Pinot Noir.

    Read more »
Prueba footer